.

A lo sumo la melancolía de una vida demasiado corta para tantas bibliotecas, etc.

Un camino más para llegar al cielo de la Rayuela.

13 febrero, 2010

Yo sabía

que ibas a estar ahí, y que no me iba a animar a decirte que te vi.

Pero te vi, y te saludé como haciendo de cuenta
que no me moría de vergüenza,
que no me gustabas,

que no pasaba nada...

23 comentarios:

Isra dijo...

a veces hacernos los duros... no va con el momento
si las cosas pasan son por algo, no hay q esconderse!

beso!

Dragon de Azucar dijo...

Pero ¿pasaba o era simple imaginación?

Saludos

g. dijo...

¿Y a él?
Yo en esa situación creo que hubiera seguido de largo, y creo que habla sobre mí. Así que bien por vos.

Saludos.

roomy dijo...

Y vos tenias la suerte de que solo quiera jugar truco con vos ;) aunque el resto lo llamaran ;)
(:

Los amigos del duende dijo...

Jejejej... me viste??? hjejejejej

Alma de Loca dijo...

A veces hay que disimular.. depende de la persona que veas !

Gregorio Kolbe dijo...

Te he dejado un regalito en mi blog. Perdona las molestias.

Un gran beso!

Rakro dijo...

Conservar - o fingir - la calma en todo momento suele funcionar... Aunque más tarde que temprano terminamos cediendo...

cara con cielo dijo...

y asi somos los humanos, escondemos lo que sentimos porque creemos que es lo correcto...
nos vamos a extinguir dentro de poco asi, saca todo de adentro...

un abrazo

Lucía Corujo dijo...

Hola. He venido desde el blog de Gregorio Kolbe.
Y me ha gustado este lugar, Sabina, las fotos y textos han contribuido, jeje.

Un saludo :)

**kadannek** dijo...

Qué ternura. Esa verguenza le otorga encanto a sus encuentros.

Un saludo.

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Dulce duda de amor.

Forbidden dijo...

Cada tarde
ellos se encontraban en la parada del colectivo.
se miraban sin mirar para no quedar expuesto.
pero el como siempre, la debaja subir primero como una señal a la comunicacion.
pero nunca pasaban de una sonrisa y un gracias.
y ella timida siempre, ni un solo dia dejo de mirarlo por uno de esos espejitos que los choferes ponen en sus colectivos.

Desde una habitacion en la joven Buenos Aires te dejo un calido beso

Bichito infame dijo...

XD

cosasimpropias dijo...

chau verguenza

Mechi.- dijo...

Isra: esconderse de esas cosas es imposible, por suerte

Dragon: pasaba, pero tal vez tambien habia algo de imaginacion

g: hay que animarse, esas cosas pueden no volver a pasar

roomy: mio mio :)

Duende: yo solo tengo ojos para el

Alma de loca: no pude!

Gregorio: muchas gracias :D

Rakro: los nervios se perciben

cara con cielo: entonces, ese es mi aporte a la humanidad

Lucia: bienvenida :)

kadannek: seguro que algo aporta

Francisco: eso, eso

Forbidden: hermosa historia, porque se debe repetir en todas partes y nadie le presta atencion

Bichito: shh

cosasimpropias: y a otra cosa ;)

Andrés dijo...

Lindo post..

Mechi.- dijo...

Andres: gracias

Alejo dijo...

El poner el "no pasa nada" en una esquina apartada del post, me dió la impresión que dijo todo; un pequeño detalle inmensamente genial.
Fantástico blog, saludos;
Alejo

Alex dijo...

me hiciste viajar en el tiempo!

Mechi.- dijo...

Alejo: gracias por notarlo ;)

Alex: espero que haya sido un lindo viaje :)

¡мэиğаиα! dijo...

De eso sufro a diario

Mechi.- dijo...

¡мэиğаиα!: Por suerte en algun momento el sufrimiento termina

Se ha producido un error en este gadget.